Types of eels - tipos de anguilas
Tipos de Anguilas del Caribe: 11 Morenas, 2 Congrios y 4 Anguilas serpiente
04/01/2023
scuba diving celebrities - buceadores famosos - James Cameron
20 buceadores famosos: descubre quiénes son buceadores certificados
18/01/2023
Show all

¿Cuál es el Mejor chaleco de buceo para ti? Guía de Compra

scuba diving vest - chaleco de buceo

Lo confieso. Soy muy mala en muchas cosas.

Por ejemplo, soy un desastre completo para el bricolaje, cualquier tarea, aunque sea clavar un clavo, me resulta un imposible.

También soy un horror contando chistes, por no decir que no me acuerdo nunca de ninguno.

Además, se me da fatal comprar dispositivos electrónicos. No hay procesador, número de GB o píxeles que me hagan comprender por qué cuestan ese dineral. Con los chalecos de buceo me pasa algo parecido y es que no sé diferencia uno bueno de uno regulares. Las preguntas que nos llegan a respecto me hacen sospechar que nos soy la única.

Pero hay algo que hago bien. Muy bien: preguntar a los expertos y contarte mis averiguaciones.

He buscado información sobre BCD, he preguntado a nuestros instructores de buceo por los tipos de chaleco de buceo y he charlado con nuestros “course directors” sobre qué características debe tener el jacket de buceo perfecto para ti.

Esto es lo que he averiguado:

scuba diving vest - 2 - chaleco de buceo

1. ¿Qué es un chaleco de buceo?

También conocido como «jacket» o BCD (que significa «dispositivo de control de flotabilidad» en inglés), el chaleco de buceo es una pieza esencial del equipo, ya que hace que las inmersiones sean mucho más seguras.

¿Cómo lo hace? Bueno, para empezar, te permite regular tu flotabilidad, es decir, te permite a flotar fácilmente en la superficie y a mantener la flotabilidad neutra cuando estás sumergido.

El chaleco también sujeta la botella de aire que necesitas para respirar bajo el agua, a no ser que uses un ala de buco. Pero todavía no hemos llegado a eso.

Además de los BCD, existen otros chalecos de buceo. Hablamos de las piezas de neopreno que se llevan bajo el traje húmedo o en su lugar y que sirven para mantener el calor corporal dentro del agua.

 

 2. ¿Cuáles son las partes de un jacket de buceo?

Como su nombre indica, el chaleco de buceo se lleva como cualquier pieza de ropa con ese nombre. Sin embargo, no lleva botones, ni cremalleras para mantenerlo ajustado al cuerpo, si no se lo hace a través de arneses en los hombros, alrededor de la cintura y una banda o cierre en el pecho. La botella de buceo y el regulador se pueden unir a la espalda del chaleco con una banda ajustable.

Además de las cinchas, entre las distintas partes del chaleco de buceo encontramos:

la vejiga, que es la parte que se infla y contiene el gas;

el inflador, que consiste en una manguera conectada a la botella de buceo y otra manguera conectada al chaleco. Tiene un botón (normalmente rojo) para añadir aire y otro botón (normalmente gris o negro) para liberar aire. Algunos chalecos modernos tienen un orificio de ventilación incorporado en el inflador.

el latiguillo de baja presión, que se conecta al regulador para poder hinchar el chaleco con el aire de la botella.

la tráquea, que une el inflador y la vejiga;

válvulas de sobrepresión para evitar que se llene demasiado y se rompa. Tienen un sistema de vaciado para desinflar el chaleco rápidamente en caso de emergencia.

bolsillos (con o sin cremallera) para guardar cosas o colocar plomo.  O en su defecto, pesos integrados.

la espaldera, que hace de armazón;

anillas para colgar accesorios o sujetar la consola de buceo con indicadores y el compás.

scuba diving vest - 7 - chaleco de buceo

3. Tipos de BCD

¿Sabías que los pioneros del buceo autónomo no usaban jacket de bueo? Como lo lees. El primer chaleco de buceo lo comercializó Fenzy en 1961.

Hoy, sin embargo, hay cientos de modelos diferentes con distintas características. En general, podemos dividirlos en tres tipos diferentes basándonos en su forma.

  1. El primer tipo es el tradicional chaleco o jacket de buceo, que es el más común para el buceo recreativo. Es un chaleco inflable con varias vejigas de aire a los lados y en la espalda. Este tipo de BCD suelen tener bolsillos en los laterales donde meter el laste. Son ideales para buceadores principiantes porque son muy seguros. Sin embargo, como en todo cuando hablamos de buceo, es imprescindible comprobar que cada una de las partes está en funcionamiento ni tiene fugas de aire.

Dentro de los jacket de buceo tradicionales encontramos los chalecos de viaje. Son geniales si estás buscando el equipo más ligero y fácil de transportar.

Estos chalecos de buceo están hechos con materiales más ligeros y menor tamaño para que quepan en la maleta. Algunos incluso tienen espalderas blandas que se pueden plegar.

Sin embargo, siempre hay una pega. Para reducir especio eliminan prestaciones como bolsillos de lastre, anillas, etc., y al ser más ligeros, suelen tener menos capacidad de flotabilidad.

 

  1. El segundo tipo chaleco de buceo tipo ala es el más usado para buceo técnico, aunque no sólo. Ya hablamos de él lago y tendido en el artículo El Ala De Buceo No Es Solo Para Buceadores Técnicos.

La configuración del chaleco de buceo tipo ala está basada en la placa, que sujeta el tanque, la vejiga y los arneses. Entre sus ventajas encontramos que cada módulo es independiente y se puede comprar por separado, así que puedes cambiar el ala, la placa o el arnés según tus necesidades y además es tremendamente personalizable. El modelo de ala es muy adecuado para bucear con montaje lateral u otro tipo de montaje. Pero son muy difíciles de configurar la primera vez.

 

  1. El tercer tipo de chaleco de buceo es el híbrido o de inflado trasero. Se trata de un tipo de jacket buceo en el que hincha sólo una vejiga situada en la espalda y que envuelve la botella de buceo. Sin embargo, este chaleco de buceo tiene un diseño muy similar al jacket tradicional, pero en la parte delantera sólo hay los bolsillos y arneses.

Este tipo de chalecos es relativamente nuevo, pero mejora la hidrodinámica y tiene menos resistencia en el agua que un jacket tradicional. El único inconveniente es que los buceadores pueden tener problemas en la superficie debido a que toda la flotabilidad está en la parte trasera.

Si no basamos en otras cualidades podemos hacer otras clasificaciones de chalecos. Por ejemplo:

  • Chalecos con el lastre integrado o sin él.
  • Chalecos con infladores integrados (siempre sabes dónde está el inflador) o con el inflados conectado a la botella con una manguera.
  • Chalecos con vejiga simple o doble.
scuba diving vest - 5 - jacket buceo

4. ¿En qué debo fijarme para comprar un chaleco de buceo que se adapte a mis necesidades?

 4.1. La talla y la comodidad: son factores clave a la hora de elegir tu chaleco de buceo. No quieres tener uno que te quede demasiado grande y te impida moverte con libertad, ni tampoco uno que te apriete demasiado y te haga sentir incómodo. Lo mejor es que el jacket de buceo no te apriete en exceso y no te dificulte la respiración cuando esté completamente hinchado.

La mayoría de los modelos de chalecos tienen tiras ajustables en la parte del pecho, la parte ventral y los laterales, para que puedas adaptarlo a tu cuerpo de manera óptima. Asegúrate de que la cinta abdominal cierre de forma segura y sin dificultad. Los modelos específicos para mujeres tienen un diseño especial para evitar molestias, especialmente en la parte del pecho y en la base de la espalda.

Si estás indeciso entre dos tallas de un modelo de chaleco, también debes tener en cuenta el tipo de traje con el que vas a bucear. Si es grueso, es mejor elegir la talla más grande. Recuerda que pasarás mucho tiempo con el chaleco puesto, tanto dentro como fuera del agua, por lo que es fundamental que te sientas cómoda con él.

Además de la talla y la comodidad, hay otras características que debes considerar al elegir tu chaleco de buceo.

 

4.2. Capacidad de flotabilidad del chaleco de buceo

Cuando estás buscando tu chaleco perfecto, es importante tener en cuenta la capacidad de albergar aire.

Normalmente, los chalecos para niños y adolescentes tienen una capacidad de 12-14 litros, mientras que los de talla media (para mujeres y hombres de tamaño medio) tienen una capacidad de 14-18 litros. Los chalecos grandes y extra-grandes, por su parte, tienen una capacidad de 18-26 litros.

¿Por qué es importante esto? Pues porque cuanto más grande sea tu chaleco, más resistencia opondrá al movimiento bajo el agua, lo que lo hará más difícil de manejar con precisión y te costará más esfuerzo moverte. Además, te provocará más inestabilidad al cambiar de posición.

Pero ojo, también hay que tener en cuenta el tipo de agua en el que vas a bucear. Si es agua templada y cálida, podrás usar un traje fino y no necesitarás tanto lastre para hundirte, por lo que tampoco necesitarás demasiado aire en el chaleco para subir y mantenerte a flote en superficie. Sin embargo, si buceas en aguas frías y usas un traje más grueso, especialmente si es un traje seco, necesitarás más lastre y, por lo tanto, un chaleco con mayor capacidad.

Otra cosa a tener en cuenta es que la capacidad de flotación del chaleco condiciona el tamaño máximo de botella o botellas que puedes usar en una inmersión. Si eres un buceador técnico y planeas bucear con más de una botella, llevas equipo pesado o usas un neopreno grueso o traje seco, necesitarás un jacket de buceo con mayor capacidad. Sin embargo, para el buceo recreativo con una sola botella, cualquier modelo de chaleco te dará suficiente flotación siempre y cuando sea de tu talla correcta.

 

4.3. Material de fabricación del jacket de buceo

Actualmente, los materiales más populares son dos tejidos sintéticos: el nylon y el de cordura.

Los chalecos de nylon son más ligeros y suelen ser más económicos, por lo que son ideales para el buceo recreativo.

Por otro lado, los chalecos de cordura son más resistentes y duraderos, aunque también suelen ser más caros y pesados. Son perfectos para instructores o personas que se dedican al buceo profesional y los utilizan a diario o con mucha frecuencia.

También hay modelos que combinan ambos materiales, conservando la ligereza del nylon y aportando mayor resistencia al chaleco.

¿Quieres medir cuánto resiste un chaleco a la abrasión? En ese caso, puedes fijarte en el índice de cordura, que te indicará el grado de resistencia. Cuanto más alto sea el número, más resistente será el chaleco.

 

4.4. Características adicionales que debe tener tu chaleco de buceo para que sea el perfecto para ti.

El peso integrado. ¿Te gusta tener los plomos dentro del chaleco en lugar de usar un cinturón de lastre? En ese caso, asegúrate de que tu nuevo chaleco tenga bolsillos para integrar el peso. Algunos modelos clásicos pueden llevar hasta 4,5 kg en cada bolsillo.

Las anillas con forma de D también son una característica muy útil para enganchar tus accesorios. Si sueles llevar muchos conectores y quieres tener todo a mano, busca un chaleco con varias anillas de este tipo. ¡Lo mejor es que sean de metal, ya que son más resistentes!

Por último, los bolsillos para guardar pequeños accesorios de buceo, como linternas, cuchillos o máscaras de repuesto. Si prefieres tener la parte delantera de tu chaleco libre, es mejor que evites los modelos con bolsillos grandes.

scuba diving vest - 3 - jacket buceo

5. Mantenimiento del jacket de buceo

Antes de sumergirnos:

asegúrate de que el inflador de tu chaleco estabilizador (BC) esté funcionando correctamente y de que tu BC mantenga la presión del aire.

Revisa el cinturón, la correa de la cintura, las correas de los hombros, la banda del tanque y todos los cierres por si tienen desgaste excesivo, especialmente si son metálicos y pueden estar corroídos. Limpia cualquier cierre ligeramente corroído con vinagre y rocía con silicona de grado alimenticio para evitar futuras corrosiones.

Después de la inmersión:  

Enjuaga el chaleco de buceo con agua. No olvides enjuagar las válvulas, botones y la superficie del material.

Asegúrate de limpiar el interior de tu jacket de buceo también. La arena y la sal pueden entrar en él mientras estamos debajo del agua. Al hacerlo no uses productos químicos abrasivos como lejía o enjuagues bucales con alcohol. Pueden dañar el chaleco y dejarlo frágil y quebradizo como una galleta. En su lugar, solo usa agua del grifo o productos comerciales especiales para limpieza de BCD.

Para limpiar el interior, aprieta el botón de desinflado mientras apuntas el agua de la manguera hacia el mecanismo. Agita tu jacket un poco para que se distribuya y repite el proceso tantas veces como consideres necesario.

Vacía después toda el agua del interior de tu BCD. Para hacerlo, infla tu chaleco y luego dale la vuelta. Mantén el botón de defraudo mientras aprietas el jacket contra tu cuerpo, lo que obligará al agua a salir a través de la manguera de inflado.

Revisa siempre tu chaleco de buceo por si tiene roturas, puntadas rotas, grietas u otros problemas. Esto solo te tomará unos segundos, pero te ayudará a prepararte para tu próximo buceo, especialmente si algo necesita arreglarse.

Seca tu jacket de buceo en un lugar fresco y seco. Puedes inflarlo ligeramente y luego colgarlo de una barandilla o un colgador. Asegúrate de que tu chaleco de buceo esté completamente seco antes de guardarlo.

Y cuando lo guardes, asegúrate de que no le dé el sol directo, ni lo expongas a vapores, solventes o productos químicos. Más bien, guárdalo en un lugar fresco y seco y saca todos los pesos de los compartimentos antes de guardarlo. También puedes aplicar un poco de lubricante de silicona en las partes de goma para que dure más. Y no olvides llevar tu chaleco de buceo a revisión anualmente con un técnico certificado. Así podrás mantener la garantía del fabricante. ¡Disfruta y mantenlo seguro!

¿Tienes alguna otra duda sobre el chaleco de buceo? Mándanos tu pregunta en Facebook.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *