consejos tecnicos de buceo - foto principal
10 Consejos Técnicos De Buceo Para Reducir El Consumo De Aire
septiembre 18, 2019
Show all

Buceando el naufragio de Chankanaab Cozumel

naufragio de Chankanaab Cozumel - principal

Cozumel es famoso por la belleza de sus arrecifes, pero las aguas que rodean la isla maya guardan muchos más tesoros que merecen ser descubiertos. De hecho, Cozumel está lleno de
impresionantes sitios de buceo que, además, están repletos de vida marina. Uno de ellos es el naufragio de Chankanaab, Cozumel. Felipe Xicoténcatl C-53 es su nombre y es tan impresionante que bien merece una inmersión en tu próxima vista. Sigue leyendo y descúbrelo.

Felipe Xicoténcatl C-53, el naufragio de Chankanaab Cozumel

El naufragio de Chankanaab, Cozumel es uno de los pocos pecios que se pueden visitar en las aguas de la isla. La razón es que los barcos que se han hundido a lo largo de la historia en sus proximidades, o lo hicieron a profundidades inaccesibles para los buzos o bien han desaparecido azotados por las corrientes y tormentas tropicales. Sin embargo, El Felipe Xicotencatl C-53 sí mantiene grandes atractivos que lo hacen digno de una inmersión.

Este naufragio yace a 24 metros/ 78 pies de profundidad en el parque de Chankanaab, Cozumel. El C-53 mide 12 metros/40 pies de alto, 56 metros/184 pies de largo y 10 metros/ 33 pies de ancho.  Pero lo más interesante de él es que es un testimonio sumergido de la historia.

El naufragio de Chankanaab Cozumel: Un barco que salvó vidas para dos países.

En 1943 se construyó en Tampa el USS Scuffle. Ésta barredora de minas fue ideada para su uso militar durante la Segunda Guerra Mundial. El navío luchó en el Pacífico y participó importantes operaciones militares. Tanto fue así, que El Scuffle recibió las cinco estrellas de batalla por su servicio en el mar. En 1946, cuando el conflicto bélico ya había terminado, fue dada de baja de la armada norteamericana.

naufragio de Chankanaab Cozumel - barco

La Armada de México compro el buque en 1962 para convertirlo en una cañonera de clase Almirante. Su nuevo nombre fue Felipe Xicotancatl C-53.  Lo que hoy conocemos como el naufragio de Chankanaab, estuvo patrullando el Golfo de México durante 37 años. Durante ese tiempo luchó contra el contrabando ilegal de drogas y armas, además participó en numerosas misiones de rescate.

Cuando finalmente fue dado de baja en 1999, el Felipe Xicotancatl C-53 aún tenía que cumplir una misión más: Unirse a los tesoros submarinos de Cozumel para deleite de los buceadores. El 5 de junio de 2000 comenzaba su nueva tarea, esta vez, en el fondo del mar Caribe.

El Parque Chankanaab fue el lugar elegido para su hundimiento por su fácil acceso y por su gran barrera de arena. Allí el barco no dañaría a los hermosos corales por los que Cozumel es famosa. Por supuesto, el barco fue acondicionado para el buceo y se eliminaron riesgos como las puertas, cables, tuberías, etc.

Buceando el naufragio de Chankanaab Cozumel

El briefing, que siempre es una parte importante en todos los buceos, adquiere especial protagonismo en el caso del naufragio de Chankanaab, Cozumel. Esto es debido a las características del buceo en pecios y las peculiaridades del emplazamiento del C-53.

Para disfrutar de esta inmersión no es necesario tener habilidades técnicas de buceo, aunque sí deberás contar con un mínimo de experiencia. Las corrientes suelen ser algo más fuertes durante el descenso y el ascenso. Si bien es cierto que este es un lugar adaptado para el buceo,  transitar por el interior del pecio exige tener un buen control de la flotabilidad. Si lo deseas, puedes mejorar tus habilidades como buceador con Dressel Divers y realizar las especialidades PADI Drift Diving o Peak Performance Buoyancy.

El Felipe Xicotancatl C-53 se encuentra en el parque de Chankanaab, Cozumel. Para llegar hasta allí, se realiza un corto recorrido en los espaciosos barcos de Dressel Divers que parten desde el muelle frente a la tienda de buceo.

Nada más llegar y aún en el barco, podrás distinguir la forma del naufragio de Chankanaab, Cozumel. Créenos cuando te decimos, que descender hasta este fantástico pecio es toda una experiencia. Hacer frente a la corriente, merece la pena solo por ver casi toda la cubierta del naufragio desde arriba. A medida que los buceadores se acercan al barco hundido, la corriente disminuye, lo que facilita el avance.

naufragio de Chankanaab Cozumel - buzos

Por supuesto el C-53 se puede visitar tanto por fuera como por dentro. De hecho, adentrarse por los pasillos, donde una vez los marineros trabajaron, es una experiencia que disfrutarás plenamente.

Como el naufragio de Chankanaab, Cozumel ya cuenta con 15 años desde su hundimiento, la vida marina coloniza sus recovecos. Este pecio es un auténtico testimonio histórico, pero también un floreciente arrecife artificial exultante de vida.

¿Necesitas más razones para venir a bucear naufragio de Chankanaab, Cozumel? CONTACTANOS y te las daremos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *