Punta Francesa reef - macro 3 - arrecife punta francesa
Arrecife Punta Francesa, los datos más interesantes para buceadores
09/12/2021
green diver - 4 - buceador verde
El buceador verde, ¿qué debes hacer y qué no para ser uno?
22/12/2021
Show all

El hábitat de la tortuga verde y otros datos interesantes sobre ellas

green turtle habitat - principal - hábitat de la tortuga verde

Si alguna vez has buceado en el Caribe, seguro que ya sospechas que estes forma parte del hábitat de la tortuga verde. En este artículo vamos a repasar algunos datos interesantes sobre este animal y los lugares donde vive.

La llamamos Greene. Sí, lo sabemos, no somos poco originales. Pero con este nombre bautizamos a nuestra amiga. Esta es su historia.

Al menos 5 veces a la semana visitamos el arrecife Tortugas desde nuestra base en Playa del Carmen. En una de nuestras primeras inmersiones, hace casi 25 años, encontramos a Greene en apuros. Había quedado apresada por una red que le estaba hiriendo una pata. Ayudamos a nuestra amiga a liberarse, pero aún se distinguen las secuelas en su pata y es lo que nos ayuda a no confundirla con el resto. Si alguna vez buceas en el arrecife Tortugas y tienes la suerte de que Greene haya vuelto allí para desovar. Tal vez y sólo tal vez, la veas y se acerque a saludarte.

El hábitat de la tortuga verde, ¿dónde viven? 

Tú puedes encontrar una tortuga verde en prácticamente cualquier lugar del mundo ya que viven en las costas de más de 140 países. Pero, aunque el hábitat de la tortuga verde es extenso, sí tiene algunas características en común. Ellas prefieren las zonas templadas, a poder ser subtropicales, El Atlántico, Pacífico e Índico, son sus océanos. Aunque no vamos a mentirte, se han encontrado ejemplares de tortugas verdes al sur de Alaska.

green turtle habitat - 2 - hábitat de la tortuga verde

El hábitat de la tortuga verde está condicionado por la vida de estos animales. Como buenos reptiles ponen sus huevos en tierra, en la misma playa donde nacieron. Lo que no implica que permanezcan allí. De hecho, las zonas de alimentación pueden distar miles de kilómetros, pero vuelven a esa misma playa a anidar cada 2 a 5 años. A lo largo de su vida, el hábitat de una tortuga verde cambia 3 veces. El primero es donde anida, el segundo cuando salen del cascarón y el tercer hábitat de la tortuga verde es donde se alimenta y descansa.

Nada más romper el cascarón y si logran sobrevivir desde el nido hasta el agua, las crías nadan hacia mar abierto y pasan entre 3 y 5 años siguiendo las corrientes marinas. En este tiempo son omnívoras y se alimentan de esponjas, invertebrados o algún crustáceo.

Después, se vuelven a mudar a zonas cercanas a la costa poco profundas donde se alimentan y pasan su vida. Entonces Greene y sus congéneres se alimentan de “ensalada”. Sí, sí, sí, se trata de la única tortuga marina herbívora y por eso come pastos marinos y algas.

El hábitat de la tortuga verde, curiosidades sobre su físico

Mucha gente asegura que el nombre tortuga verde tiene relación con el caparazón de nuestras amigas. Sin embargo, aunque su caparazón pueda tener toques verdosos u oliva es mayoritariamente marrón, pardo e incluso negro. Lo que es verde es la grasa que hay debajo. Lo que sí tiene su caparazón es una forma ovalada, cuatro pares de escudos por cada lado y 5 en el medio que te ayudarán a reconocerlas. También distinguirás a una tortuga verde de otra tortuga marina por su cabeza redonda, nariz redondeada y dos escamas grandes situadas entre los ojos.

Las tortugas verdes son bastante grandes. Miden de 71cm a 1.5 m 3- 4 pies de longitud y pueden alcanzar un   peso de 68-190 kg, 300 a 350 libras, aunque el espécimen más grande registrado pesó 395 kg 871 libras.

Las amenazas al hábitat de las tortugas marinas

Una de las principales amenazas del hábitat de las tortugas marinas son las artes de pesca (redes, anzuelos, palangres, nasas, etc.) y los desechos plásticos y derivados del petróleo (globos, bolsas de plástico, alquitrán flotante o aceite).

Como le pasó a Greene, las tortugas verdes se quedan atrapadas en los sedales y las redes. Estos aparejos les provocan lesiones, debilitamiento y en muchas ocasiones, muerte por ahogamiento.  Otras veces pueden comer plásticos confundiéndolos por comida. Dentro del organismo, el plástico no se degrada e impide que la tortuga extraiga los nutrientes necesarios de la dieta, debilitándolas hasta morir.

El cambio climático también supone una amenaza para el hábitat de las tortugas verdes. El aumento del nivel del mar hace que se pierdan playas donde nuestras amigas anidaban. Si lo logran, las tormentas e inundaciones pueden arrasar los nidos. Los diques dificultan que las tortugas lleguen a su destino de anidación y los pastos que tanto les gustan se degradan o cambian en abundancia y distribución. Las temperaturas más altas de la arena pueden modificar el porcentaje de crías machos y hembras que nacen, pero también las temporadas migratorias.

Otras amenazas de las tortugas verdes son:

– la cosecha de huevos, que aún es legal en algunos países;

– las colisiones con las embarcaciones;

– la enfermedad de la fibromatosis. Algunos expertos relacionan esta enfermedad con el hábitat de la tortuga verde, cada vez más degradado.

Do you know more interesting things about the green turtle? Share it with us on Facebook! Do you want to come to know the green turtle habitat? Do not hesitate, write us now.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *