Buceando con MANATÍES EN BAVARO, PUNTA CANA (República Dominicana)

PREGUNTAS FRECUENTES ¿Es su curso adaptable a mis vacaciones?
octubre 26, 2015
FAQ: ¿Cómo es la visibilidad en los Cenotes?
agosto 17, 2016
Show all

Buceando con MANATÍES EN BAVARO, PUNTA CANA (República Dominicana)

Buceo con manatíes en Dressel Divers Bávaro, República Dominicana

13427943_237153633336106_2647273151287013719_nLos manatíes se acercaron a nuestras costas en Punta Cana (República Dominicana) el junio pasado, donde nuestros amigos de Dressel Bávaro tuvieron la suerte de bucear con ellos. Bucear con las vacas del mar es increíble, son tan bonitas y amigables que vienen  a los buzos, permitiéndoles tocarles e incluso bailar con ellos. Ellos bajan al suelo y empiezan a caminar y saltar como perros. ¡Es una experiencia maravillosa bucear con manatíes! Algo que podemos hacer a veces en nuestra base de Bávaro, cuando ellos vienen por unos días y se marchan con la luna llena. Pero, ¿qué es lo que hay detrás de este animal?

Manatíes: de sirenas a vacas

Cuenta la leyenda de la famosa novela de Homero, ‘La Odisea’, cómo Ulises y su tripulación resisten el cantico de unas sirenas. Unas voces tan hipnotizantes que hacían que los barcos se estrellaran contra las piedras de la orilla, en la búsqueda de los seres que las emitían. También los primeros conquistadores de las américas tuvieron un avistamiento. “Sirenas”, vociferaba el almirante Colón en 1943 cuando atravesaban las aguas del río Oro a bordo de la Niña. Habían visto tres formas grisáceas en el mar que salieron bien fuera de la superficie. “No eran tan bonitas como se describen, de alguna manera en la cara se parecen a los hombres”, concluyeron.

Así es cómo la leyenda se va desdibujando y nos devuelve a estos mamíferos marinos, de entre 3 y 4 metros de longitud, herbívoros e increíblemente amigables… Los manatíes. Confundidos en el pasado con sirenas por su canto singular y su tamaño. Seguramente los navegantes en la noche solo pudieran ver la cola del animal tras emerger a la superficie, y de allí crearon el ser mitológico.

Los manatíes son capaces de nadar grandes distancias, unas 500 millas cada estación. A menudo cambian de lugar conforme cambia la temperatura del agua, siguiendo las mismas rutas que siguieron sus padres, conformando así sus dos categorías: Antillanos y de las Indias Orientales. Les gusta vivir en aguas poco profundas, en los estuarios donde los ríos se encuentran con el mar, manglares y bosques de kelp, donde abunda la comida.

Hace unos años, un grupo científico publicó un artículo en la revista ‘Zoology’ en el que señalaban que esa migración se debe a la aparición de nuevos depredadores conforme baja la temperatura. No obstante, la comunidad científica no considera que este animal tenga grandes depredadores en sus hábitats. Tal vez las orcas pueden suponer un peligro para ellos. Pero, sobre todo, la amenaza más grande para los manatíes está en la tierra: el hombre.

13422199_237743276610475_7272958524906869392_oLos peligros para la especie

Desgraciadamente, las vacas del mar se encuentran en peligro de extinción. En concreto el manatí Antillano sigue sufriendo la pesca furtiva para aprovechar su carne y sus huesos, a pesar de que las leyes de todos estos países lo prohíben bajo pena de prisión. También sufren la contaminación de sus ríos y sus lagos. En las Indias Orientales ya solo quedan 5.000 manatíes.

La última vez que vinieron a nuestra base de Bávaro también tuvimos una mala experiencia con un grupo de pescadores furtivos. Mientras que realizábamos nuestro buceo con manatíes los pescadores llegaron con su barco. Uno de ellos saltó al agua con un arpón y disparó a uno de los manatíes. ¡Todo el mundo pudo verlo porque estábamos buceando con ellos! Afortunadamente para el manatí, el arpón dio en la rémora que tenía en el lomo, matando a este pez y quedando la punta clavada en el dorso del animal. La herida no fue profundo, uno de nuestros instructores pudo retirar el objeto. De vuelta en la superficie nuestro equipo llamó a los guarda costas. Los pescadores fueron detenidos y hoy en día duermen en prisión.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *